Acciones

La Atalaya de Santa María de Guía

De EnciclopediaGuanche

Atalaya es un pueblo perteneciente al municipio de Santa María de Guía, en la isla canaria de Gran Canaria (existe otro pueblo llamado la Atalaya en el municipio de Santa Brígida, en la misma isla)

Plantilla:Pueblo

Introducción

Está situado en la vertiente costera del municipio de Santa María de Guía de Gran Canaria (comúnmente llamado simplemente "Guía"), lindando con el municipio de Gáldar, a las faldas de la montaña Ajódar (más conocida como La Montaña de Gáldar). Es, tras la Real Ciudad de los Caballeros de Galdar, el pueblo de mayor extensión y más población de la zona noroeste de la isla de Gran Canaria.

Vista del Pueblo de Atalaya

ATALAYA.- (...) Caserío situado en terrenos de Guía y lo componen 11 edif. de un piso y 6 choz. u hog habit. 16 const. por 16 v. 64 a. y 1 inhabit.

Diccionario Geográfico Estadístico editado por Pedro de Olive en 1865


El principal núcleo de información sobre el origen del asentamiento lo encontramos en la cesión de terrenos por el Ayuntamiento y sus diferentes etapas. Así vemos como el Ayuntamiento de Santa María de Guía, el 12 de abril de 1907, a través de una certificación, confirmaba que los terrenos que se encontraban en Atalaya:

(...) los venía poseyendo desde tiempo inmemorial, creyéndose que en virtud de Reales cédulas y Provisiones antiguas se destinaran los terrenos que constituyen esta finca y otros para pasto común y se repartieron los restantes entre los avecindados en esta isla algunos años después de su conquista, sin que estén destinado a ningún servicio público existiendo en una parte de esta finca varias casas y cuevas fabricadas para viviendas de particulares.


Etimología

El nombre Atalaya ha sido analizado por Antonio Cubillo Ferreira, secretario general de MPAIAC, en uno de sus libros sobre palabras guanches, en el cual afirma que es un nombre bereber o guanche y no castellano:

ATALAYA (W.852).- Monte
Wolfel cita Talaya, monte en la isla de Titerogakat (Lanzarote), en el pueblo de Teguise y cree encontrar un paralelo en Talâit, del dialecto bereber de Silha. Sin embargo el ilustre doctor autriaco no vio que en las islas hay diferentes lugares que llevan el nombre de Atalaya. En nuestra patria tenemos muchos ejemplos de fuente que se llaman de la atalaya. Se ha confundido esta palabra con la castellana, que significa lugar de vigía.
Si tenemos en cuenta que en bereber en general, Tala significa fuente, de aquí obtenemos a-tala-y-a, que significa esta fuente esta. la -y- se ha puesto para romper el hiatus entre las dos aes finales. No se olvide que el guanche usaba mucho el prefijo -a, que en otros lugares se ha perdido con el tiempo. Atalaya es pues una expresión guanche y por pura coincidencia existe una palabra en castellano igual, que nada tiene que ver con la nuestra´.

Antonio Cubillo Ferreira, Nuevo análisis de algunas palabras guanches, Edición Colección guancg, 1980, p. 37


Geografía

Atalaya se encuentra situado al noroeste de la isla de Gran Canaria, en la vertiente Este-Sureste del cono volcánico denominado Ajódar, de 434 metros de altitud. Esta montaña se encuentra dividida en dos partes, ya que es límite físico de los municipio de Gáldar y Guía. Las poblaciones que existen en dicha montaña son, principalmente, Atalaya (por parte del municipio guiense) y La Montaña, por Gáldar.

Debido a la abrupta orografía de Gran Canaria, y dada la situación estratégica de Ajodar, su pico es utilizado para la colocación de Antenas repetidoras de señal de audio/video, así como de telefonía, para que la vertiente norteña pueda disponer de señal de TV, Radio, y Telefonía Movil.

Demografía

Su población es mayoritariamente proletaria, aunque en el presente siglo se ha impulsado la construcción de viviendas aumentando en 1.000 en número de habitantes, alcanzando según el ISTAC la cifra de los 3.245 (año 2004). Este considerable aumento, ha originado que las entidades empresariales más importantes de la isla y algunas de Canarias, en las áreas de transporte entre otras, abran oficinas en el pueblo, permitiendo, aún más, un crecimiento sostenible en el pueblo.

Economía

Partiendo del uso como baldíos de los terrenos del pico, y según la documentación un momento clave en la aparición del asentamiento fue el proceso de ventas de terrenos del estado realizado por el ministro Mendizábal en 1836. En 1838 el Ayuntamiento de Guía le hizo una venta de 50 fanegadas de tierras de arrifes a censo reservativo al importante propietario don Felipe Valdés Merino y éste lo dedicaría a cultivo de cochinilla que era el cultivo que en aquellos años comenzaba a dar ganancias económicas. Según la documentación además de la cochinilla, el cultivo que servía como elemento de subsistencia en aquellos momentos fue el millo.

Plaza del Pueblo de Atalaya

Existe el dato de la existencia de un establecimiento en el que existía un horno para la transformación de la cochinilla, así como una descripción que data del año 1885 que dice lo siguiente:

Es el elemento más llamativo del paisaje y es difícil poder fijar la vista en otra cosa. A sus pies se extienden verdes campos y el mar azul conforma el telón de fondo. En el extremo izquierdo y detrás de nosotros se encuentra otra montaña, una de cuyas faldas baja hacia el mar. La llanura está muy cultivada con cactus de cochinilla, maíz y caña de azúcar, y salpicada con palmeras que parecen centinelas.

Olivia M. Stone, año 1885


Sin duda aparte de las numerosas explotaciones agrícolas la economía complementaria a mitad del siglo XX, será el eje del progreso del asentamiento. Los cultivos de cochinilla que aguantan en pequeña escala en las fincas, la pesca, el cultivo del millo y otros productos en las huertas familiares, las dos cabras en la parte de atrás de la casa, permitieron que los hoy mayores del barrio ahorraran y pudieran adquirir a medio plazo pequeñas parcelas de plataneras que explotaban tras salir del trabajo.

El boom del sector servicios a finales de los años 60, unido a la crisis mundial a principios de los 70 y la caída del plátano, dieron un golpe a la población general del archipiélago. Sin embargo los núcleos como Atalaya con una importante economía complementaria pudieron superar el momento. Respecto a esto es significativo como la ciudad de Santa María de Guía, capital del municipio, quedó en parte anquilosado en el tiempo frente a un pueblo emergente con una base de ahorro evidente como Atalaya.

Las innovaciones en el cultivo, la entrada del Estado español en la Comunidad Europea y las Ayudas a la Agricultura supusieron un punto y seguido en la explotación platanera que poco a poco se muestra como un cultivo abocado a la desaparición. El pueblo en la actualidad gracias al esfuerzo de todas las personas que vivieron y trabajaron en los últimos sesenta años, ha cambiado su dependencia agrícola por un sistema mixto de entrada de ingresos en el que sin haber abandonado aquella, se mezcla el sector servicios con el funcionariado.

Hoy en día existe un notable crecimiento de locales comerciales, a tenor del crecimiento poblacional que está sufriendo en pueblo con la construcción de numerosos pisos y viviendas.

Deportes

Atalaya cuenta entre sus habitantes con deportistas de natación, lucha canaria, y fútbol, destacando en este último el equipo Unión Deportiva Atalaya.

Entre las instalaciones deportivas existentes en el pueblo, se encuentra el Estadio de la Atalaya, construido por el Cabildo Insular de Gran Canaria, con aforo para 3.000 personas y césped artificial, donde entrenan los equipos de fútbol del barrio vecino de Becerril y de Atalaya, en todas las categorías federadas.

Véase también

Enlaces externos