Acciones

Juventud Comunista de Canarias

De EnciclopediaGuanche

(Redirigido desde «Juventudes Comunistas de Canarias»)
Juventud Comunista de Canarias
Organización Juvenil de Partido Comunista de Canarias
Año refundación 2008
Ideología Pendiente de Congreso
Miembro de Partido Comunista de Canarias
Ámbito Canarias
Sede Nacional C/ Pérez del Toro 7, Las Palmas de Gran Canaria
Secretario General Pendiente de Congreso
Web de la organización No tiene

La Juventud Comunista en Canarias es la organización juvenil referente del Partido Comunista de Canarias La JCC se integró en la Unión de Jóvenes Comunistas de España (UJCE) tras el IX Congreso de la UJCE (noviembre de 2003) en el que se adoptó el Centralismo Democrático como modelo organizativo, modelo que, gracias a los mecanismos de solidaridad interterritorial, dio recursos suficiente a la organización en Canarias para una extensión organizativa profunda de mucho éxito. Su intento de reaparición se inició en los últimos meses del año 2007. La causa de esta desvinculación fue la negativa de algunos militantes a centralizar los beneficios económicos que habían obtenido en sus actividades de autofinanciación. Tras la ruptura la Juventud Comunista de Canarias y la Unión de Jóvenes Comunistas de España en Canarias quedaron divididas. El proceos para renacimiento de la JCC nunca se produjo pues no se celebró su "congreso refundacional" Además, en enero de 2008, diez años después del anterior, se celebra el Congreso del Partido Comunista de Canarias en el cual se reconocía a la Juventud Comunista de Canarias (JCC) como referente juvenil del Partido Comunista de Canarias. A partir de este momento se dio una curiosa paradoja: El referente juvenil del PCE es la UJCE para todo el territorio estatal salvo Catalunya, Euzkadi y Paìs Valencià. Sin embargo, la eterna dirección del PCC no reconoce a la UJCE como referente juvenil en Canarias, a pesar de que los estatutos del PCE reconoce como refernte juvenil en Canarias a la UJCE en Canarias.

Actualmente, la JCC no existe y es un proyecto en mente de un puñado de jóvenes en la isla de Gran Canaria


II CONGRESO

Hay que soñar, pero a condición de creer seriamente en nuestro sueño, de examinar con atención la vida real, de confrontar nuestras observaciones con nuestro sueño, de realizar escrupulosamente nuestra fantasía. V.I. LENIN

Con esta cita concluía la edición de los Estatutos y el Informe Político del II Congreso, celebrado en Santa Cruz de la Palma los días 6, 7 y 8 de julio de 1984.

El informe político (documento político) se definía la coyuntura económica como de crisis y señalaba tasas de paro superiores al 23% con alrededor de 125.000 trabajadores en paro producto de las grandes dificultades que padece la pequeña y la mediana empresa, dominada por el capital monopolista peninsular y por las multinacionales, que invaden sus mercados tradicionales y no reinvierten sus beneficios; la inmovilidad en quue está sumergido el ramo de la construcción; el crecimiento incontrolado de la población canaria, que presenta rasgos tercermundistas, etc

Se denuncia la mala situación del sistema educativo, de la vivienda, del sistema sanitario, acusando directamente a la burguesía de la misma: Esta situación alarmante de miseria y gran pobreza se produce al final de una década en que la economía canaria ha contado con la coyuntura más favorable de su historia.Esto se traduce en la inversión de decenas de miles de millones, fruto de la expansión turística. Este capital, bien administrado, habría podido servir para sacar a las islas del subdesarrollosocio económico y atraso cultural en que se halla sumergida. Pero, desgraciadamente, este dinero sólo ha servido para hacer adeptos al gran capital internacional, facilitando a la alta burguesía y a sus compinches, lujos provocadores, un consumismo absoluto y una salida masiva de divisas.

Hay que ser conscientes que la crisis canaria no es un caso aislado; que, a pesar de ser un hecho particular, es una manifestación más de la crisis general del sistema capitalista. El conjunto de la sociedad burguesa atraviesa una profunda crisis. Como sistema basado en la explotación del hombre por el hombre, en busca del afan de lucro de unas minorías a costa de una gran mayoría, el capitalismo forja desigualdades, desequilibrios y conflictos.

Se denuncia la dependencia de Canarias de la oligarquía en cuya composición predomina el capital monopolista peninsular, junto al capital internacional y con pequeñas incrustaciones del capital canario.

La organización de los parados, la actuación para crear de forma efectiva una Secretaría de Juventud de CC.OO., la legalización de las drogas blandas con estrictas condiciones, la creación de Consejos Municipales de la Juventud, la defensa a ultranza del deporte y de las instalaciones deportivas y la creación de un movimiento ecologista nacional que acabe con la concepción del territorio como una mercancía forman parte de la apuesta programática de este Congreso para conseguir una Canarias libre socialista y en armonía con la naturaleza.

De los Estatutos, por su parte, cabría destacar la relación que establecen con el PCC y la UJCE en su artículo 3:

La Juventud Comunista de Canarias es una organización nacional canaria que libre y voluntariamente se vincula y hace suya la política del Partido Comunista de Canarias (PCC). La JCC establece relaciones fraternales de amistad y lucha con la UJCE, siendo una de las federaciones que la componen.

Dentro de las publicaciones, se pide a la dirección saliente la reedición y fortalecimiento de la Juventud Canaria. Se asume como bandera canaria la de las siete estrellas verdes y se establece una organización de carácter insular, mientras que la sede central del Comité Nacional se establece en Santa Cruz de La Palma.

IV CONGRESO

El IV Congreso de la Juventud Comunista de Canarias se celebró en el municipio de Santa Brígida, un fin de semana antes de la celebración del VII Congreso de la UJCE. Hasta ese entonces el Secretario General de la UJCE era Carlos Váquez que había apoyado la dirección de Canarias saliente del IV Congreso.

El Colectivo de Gran Canaria fue hasta el IV Congreso el colectivo de mayor peso de Canarias, con una actividad prolífica en el Sindicato de Estudiantes Canario (SEC), y de este en las diversas movilizaciones estudiantiles acontecidas en enseñanzas medias y en la universidad. En la Conferencia Insular celebrada participaron más de 80 militantes y Gran Canaria fue la anfitriona del IV Congreso Nacional.

A pesar de la gravedad que tuvo en el colectivo de Tenerife el IV Congreso, ligado además a enfrentamientos en el seño del PCC e Izquierda Unida Canaria (IUC) en Tenerife, se comenzó a desarrollar un trabajo que, hasta ese momento, no había podido realizarse. La campaña de afiliación que había sido diseñada para todas las islas tuvo un éxito clamoroso, con un gran despliegue de medios humanos y con la entrada de nuevos militantes, la realización de un Conferencia Insular que normalizó y reforzó la estructura interna del colectivo y apostó por la asunción de codirigir el Secretariado Nacional. A partir de ese momento, el colectivo de Tenerife asumió el peso que en su momento había asumido Gran Canaria, desarrollando los movimientos sociales y, en lo interno, asumiendo la gestión de las publicaciones, las escuelas de formación.

El colectivo de La Gomera y de Fuerteventura tuvieron por entonces una trayectoria efímera y hubieron´múltiples contactos en Lanzarote, La Palma y El Hierro, que, sin embargo, nunca llegó a formalizarse un colectivo.

En 1998 tiene lugar una Conferencia Nacional en la que se debaten diferentes aspectos. Se aprueba, entre otros, un documento de política de alianzas de orientación muy gramsciana que apuesta por la creación de un Frente Único de la Juventud Canaria, sin fines electorales, conforme a la estrategia política aprobada en la inmediatamente anterior estrategia de IUC de impulsar la creación de una Alternativa de la Izquierda Transformadora y Nacionalista en Canarias. Esta Plataforma sería de adscripción colectiva y la capacidad de decisión por consenso, proponiéndose las siguientes organizaciones: colectivos de jóvenes comunistas, azarug, juventud de Canarias Alternativa (a los que se califica de aliados), el SEC y el Movimiento Juvenil Canario. Incluso se valora la posibilidad de que se incorporen de una manera más tardía Juventudes Socialistas o Ican joven si toman una postura crítica hacia sus partidos.

V CONGRESO

El V Congreso de la JCC se celebra en La Laguna del 12 al 14 de octubre de 2001 y los documentos revelan un desarrollo político y organizativo sin precedentes en una organización juvenil.

Se asume la siguiente definición de socialismo:

El socialismo al que aspiramos no es el de Ceaucescu, ni tampoco el de Brezhnev, ni, muchísimo menos, el de Pol Pot. No aspiramos a un socialismo burocrático ni aniquilador de las subjetividades; rechazamos que bajo el manto del socialismo se arropen sistemas enemigos de la creatividad y de la imaginación, de la democracia y del poder popular; no aceptamos que con el término socialismo se designen sistemas en el que se mantengan la alienación, la dominación, la opresión y la explotación, y, por supuesto, renegamos del término socialismo dirigido a identificar el proyecto socialdemócrata, tanto al de la socialdemocracia clásica como al de la actual socialdemocracia neoliberal vaya por donde vaya.

¿Socialismo real? Nosotros aspiramos al socialismo verdadero, y por socialismo verdadero entendemos aquel en el que todo el poder económico, social y político está en manos del pueblo trabajador. Entendemos un sistema plenamente democrático, de una democracia lo más participativa posible y lo menos representativa posible, y en el que los representantes populares en las instituciones de debate y decisión sean meros mandatarios del pueblo trabajador, no sólo elegibles por él, sino también revocables por él.


Por lo que respecta a lo organizativo se desarrolla la metodología de la planificación estratégica, acentuando la necesidad de la operatividad de la organización y apostando por la sectorialización y la creación de células, con un segundo escalón insular y luego el nacional como máximo órgano.

Del V Congreso de la JCC es destacable la asunción de la bandera nacional canaria (la de las siete estrellas verdes) como la bandera legítima de canaria y afirma tener como base ideológica el marxismo-leninismo. Mafiesta abiertamente su adhesión al Sindicato de Estudiantes Canario (SEC) como su apuesta en el movimiento estudiantil y sus publicaciones son "En la lucha" y "A Galopar".

El informe político presentado por la dirección saliente se quejaba de que los procesos electorales de Izquierda Unida Canaria (que ascendían a cuatro) suponía un desgaste importante a las juventudes y dañaban la capacidad de reacción del Partido Comunista de Canarias. Señalaban que las relaciones con la UJCE, dirigida por Mikel, eran tensas pero cordiales y que habían intentando restaurar unas relaciones con el federal que lejos de caer en la dependencia si dejaran bien clara la voluntad de integración en la UJCE, pero bajo un prisma nuevo de colaboración y no de subordinación. La clave era la democracia. En la JCC, de alguna manera, como señala el Informe, se vivía con la habitual lejanía los conflictos de Madrid. Se repartieron casi a partes iguales las responsabilidades ejecutivas del Secretariado entre miembros del colectivo de Gran Canaria y el de Tenerife.

En los años 2002 y 2003 surgen los encuentros, al parecer no fueron conferencias nacionales, en San Andrés (Tenerife) y el de Ojos de Garza (Gran Canaria). También se organiza una campaña de afiliación que tuvo un gran éxito, especialmente en la isla de Tenerife, cuyo lema base decía: "¿Estudias o trabajas?... Únete a la JCC".

VI CONGRESO

El VI Congreso de la Juventud Comunista de Canarias supone una revolución para la organización, gracias a la política organizativa: se adopta el modelo centralista democrático del IX Congreso de la Unión de Juventudes Comunistas de España. Así que debía disolverse la Juventud Comunista de Canarias y que la organización pase a llamarse Unión de Jóvenes Comunistas de España (UJCE) en Canarias asumiendo cómo únicos Congreso y como únicos Estatutos los de la Unión de Juventudes Comunistas de España. Este modelo organizativo permitio que la organización canaria creciera en militancia, lo que permitió incluso sectorializar la organización, al menos en el ámbito estudiantil, y extender organizativamente a la organización, principalmente en las islas capitalinas.

Finalmente se aprueban unos documentos de carácter más conferenciales que congresuales, sin Estatutos, en los que se denomina la organización como UJCE o Juventud Comunista en Canarias, estableciendo lo siguiente:

La Juventud Comunista debe adecuar su estructura para facilitar el cumplimiento de los acuerdos y la transmisión del mensaje. Para ello sólo existe una organización, con un solo Congreso, Estatutos y Secretaría General para el conjunto del Estado que haga posible el cumplimiento de los acuerdos

En cualquier caso, no se disuelve la Juventud Comunista de Canarias, porque el Congreso no tiene la mayoría que exigen los Estatutos de la JCC para proceder a su disolución. De este modo, la dirección saliente del VI Congreso ejerce a su vez las funciones de comité nacional de la JCC y del máximo órgano de la UJCE en Canarias.

El Comité Nacional de Canarias no acepta la propuesta del sector que pretendía llevar al X Congreso de la UJCE una enmienda para equiparar las relaciones JCC-UJCE a las relaciones Joves-UJCE, es decir, una relación de libre federación, acorde con lo que la una parte de la militancia de Canarias entendía debían ser las relaciones de los jóvenes comunistas canarios con el resto de jóvenes comunistas del Estado Español.. Con este modelos de libre federación, ese sector pretendía no centralizar los beneficios económicos recaudados en las actividades de autofinanciación desarrolladas en Canarias.


El conflicto va en aumento al acercarse el Congreso del Partido Comunista de Canarias. Dicho Congreso vuelve a reconocer a la Juventud Comunista de Canarias como su organización juvenil, por lo que la dirección de Canarias convoca un proceso congresual de cara a retomar de todas todas una organización juvenil comunista formada por los jóvenes y las jóvenes comunistas canari@s, que seguiría insistiendo a la UJCE en la necesidad de establecer relaciones federales.

ACTUALIDAD

Tras estos acontecimientos hubo varios intentos de establecer una relación de federación con la UJCE, desestimadas por la militancia de la UJCE en Canarias tanto en la Conferencia de ida al X Congreso de la UJCE como en la I Conferencia de la UJCE en Canarias. Finalmente, ignorando toda la política de funcionamiento aprobada por los órganos de la UJCE y la UJCE en Canarias, el sector anticentralista "aprueba" en un Comité Nacional su salida de la UJCE a través de una enmienda en la que se pedía convocar un Congreso de la JCC, hecho que debería haberse aprobado en una Conferencia.

Actualmente la Juventud Comunista de Canarias no ha conovado su congreso.

Los hechos llevan a la UJCE en Canarias a convocar la II Conferencia de Canarias para reestructurar la organización. El sector anticentralista fue invitado pero no respondió a la invitación. La II Conferencia de la UJCE en Canarias (Juventud Comunista en Canarias) elige una nueva dirección encabezada por Antonio Fuentes Díaz.

Véase también

Enlaces externos